Llegó el momento de iniciar la implementación de Windows 10: artículo uno de seis

Scott Pittman, CIO de Dell

La implementación de un nuevo sistema operativo de Windows es un proyecto complejo. Ya sea que se trate de una empresa grande o pequeña, hay muchas cosas a tener en cuenta: el equilibrio de los beneficios de las funciones del nuevo sistema operativo frente a los riesgos de una posible interrupción comercial, la resistencia al cambio por parte de los empleados y los costos. 

Al considerar el cambio, es necesario encontrar las respuestas a dos preguntas fundamentales

  1. ¿Vale la pena correr riesgos a corto plazo por las ganancias que pueden obtenerse a largo plazo? Si la respuesta es sí,
  2. ¿Cuándo es el momento correcto para tomar la decisión de hacerlo?

Dadas las ventajas de Windows 10 respecto a las versiones anteriores, mi equipo y yo concluimos que las respuestas a esas preguntas eran, indudablemente, y AHORA. Para quienes reciban actualmente asesoramiento para migrar a Windows 10 o ya estén en las etapas iniciales, en el transcurso de esta serie de blogs compartiré los procesos técnicos y los aspectos filosóficos por los que la TI de Dell navega cuando hacemos la implementación. La planificación detallada, los plazos, las pruebas, los resultados de las primeras experiencias de los usuarios y, especialmente, los tropiezos a lo largo del camino: abarcaré toda esta información en detalle en las próximas publicaciones. Además, destacaré las herramientas y los productos de Dell que se utilizan para evaluar nuestra disponibilidad y permitir que la rápida implementación y adopción se hagan realidad.

Nuestra decisión de adoptar Windows 10 se resume en cuatro elementos clave:

En primer lugar, lo más importante: la seguridad: Windows 10 ofrece un sólido modelo de seguridad creado en base a UEFI de 64 bits y arranque seguro, que incluye medidas avanzadas de seguridad: Credential Guard y Device Guard. Aprovechamos estos dos componentes. El primero es para proteger contra ataques de credenciales y hash. El segundo es para eliminar vulnerabilidades, virus y malware. La introducción de estas y otras capacidades en Windows 10 hacen que esta sea la versión más segura de Windows.

La productividad: Windows 10 ha estado disponible para los consumidores desde el año pasado y se ejecuta en más de 300 millones de dispositivos.  Es muy probable que sus empleados ya estén usando Windows 10 en sus hogares, lo que hará que el entorno les resulte familiar y ayudará a calmar la ansiedad que implica la adopción en el trabajo.  Windows 10 también incorpora algunas funciones de versiones anteriores, incluido el esperado regreso del menú Inicio. Algunas mejoras adicionales centradas en el usuario, como Continuum (que logra una transición perfecta de un modo de computadora de escritorio tradicional a una envolvente experiencia táctil para un modo de tableta en los populares dispositivos 2 en 1) y Hello (biometría avanzada), hacen que Windows 10 sea atractivo para una gran cantidad de perfiles de empleados en toda la empresa.

La administración: el nuevo modelo de entrega Windows as a Service de Microsoft ofrece las características y la funcionalidad más avanzadas a través de actualizaciones mensuales y semianuales para garantizar que los sistemas de los clientes mantengan una línea de base común segura. Ya no hay que esperar dos o tres años para obtener capacidades de última generación.  La función remota y de instalación automática de Windows 10 permite una implementación eficaz y rápida de este SO. No solo mejora la experiencia del usuario, sino que también reduce de modo significativo el tiempo y el gasto de la TI al evitar la interacción y las visitas junto al escritorio.  Microsoft también diseñó Windows 10 para garantizar que las actualizaciones de versiones anteriores del SO fueran más confiables y eficaces.

La disponibilidad en todo el ecosistema de los dispositivos: los dispositivos habilitados para Windows 10 son parte de un ecosistema integrado de capacidades (piense en 365 y OneDrive) que hace que el acceso a los datos sea fácil y seguro, algo especialmente crítico para el personal móvil que crece rápidamente.

Dell se compromete a migrar el 30 por ciento de nuestros extremos de Windows a Windows 10 para el final de este año calendario y a completar el 100 por ciento para finales del año 2017. Recién galardonados con el premio Windows 10 Deployment Partner of the Year, sabemos que se requiere de mucha planificación antes, durante y después de la implementación. Si está empezando a pensar en la implementación de Windows 10 y está preocupado por quedarse atrás, tranquilo. Llegó el momento de prepararse y comenzar.