Ponga a su empresa en marcha a toda velocidad con Windows 10: artículo dos de seis

Scott Pittman, CIO de Dell

Esta es la segunda parte de una serie de 6 que relata la migración de la empresa Dell a Windows 10. Haga clic aquí para leer la publicación anterior, Why Now Is the Time to Begin Your Windows 10 Deployment.

Mejor calidad. Mayor velocidad. Menor costo.

Esto es lo que el mercado le exige a una organización de TI en forma constante. Requieren que se las equipe con la tecnología más reciente para contar con una ventaja competitiva lo antes posible y lograr ser asequibles. La TI trabaja duro para brindar innovación, acelerar la agilidad empresarial y agregar valor. Al movernos más rápido, uno de los mayores desafíos que enfrentamos es la gran cantidad de variables en el entorno empresarial de las implementaciones de los sistemas operativos anteriores. Debido al cambio de configuración, las diferentes arquitecturas de plataforma y las variaciones entre las versiones se necesita más tiempo para brindar servicios de ingeniería y soporte a nuestros clientes.

Un paso clave que dará TI de Dell para avanzar al nuevo ritmo del mercado es la estandarización en un 100% de toda su empresa con Windows 10 para finales de 2017. Estamos en la mitad de nuestra meta de 2016 y se comienza a acelerar el plan de migración.

Una cultura de la velocidad

En mi publicación anterior, escribí sobre los motivos por los que nos parece que ahora es el momento ideal para la implementación de Windows 10 en toda la empresa y la adopción del nuevo modelo de Windows como un servicio (WaaS). La cultura de la velocidad WaaS es un subproducto no comercializado de este nuevo modelo de servicio que tenemos pensado explotar en nuestra organización.

  • Listos para el negocio: el desarrollo del sistema operativo requiere un esfuerzo complejo y de una estrecha colaboración en toda la organización. Afortunadamente, esto solo ocurre cada pocos años. WaaS está cambiando ese enfoque. Microsoft recomienda una estructura de anillo, que permite realizar una prueba continua antes del lanzamiento. Esto ayuda a las organizaciones a trabajar mediante la validación y la prueba de aplicaciones, actualizaciones de seguridad, nuevas características y mejoras que vienen con el programa WaaS más frecuente. En pocas palabras, se implementa una estructura de prueba en “rama actual” para probar equipos para la validación cuatro meses antes de que se declare a esa estructura “lista para el negocio” para la implementación empresarial. Después, los clientes tienen alrededor de ocho meses para implementar la estructura en la producción. Durante la implementación de la producción, ya están en marcha nuevos ciclos de pruebas para el próximo lanzamiento iterativo al mercado. Al mantener nuestros recursos y equipos en un estado constante de preparación, evitamos las demoras graduales y la inercia organizacional que vienen con el ciclo de actualización habitual de dos a tres años.
  • Siempre actual: los métodos de parches anteriores de la empresa implicaban que solo los parches implementados se consideraran fundamentales y, a menudo, se apartaban las correcciones y las actualizaciones, apuntando a la continuidad del negocio. La nueva estrategia de parches Microsoft es una propuesta de todo o nada. Al hacer actualizaciones acumulativas, Microsoft estandariza la base del sistema operativo en la que todos los clientes ejecutan una configuración común. A menudo, a este sistema se lo conoce como “siempre actual”. Como con cualquier proceso nuevo, la confianza debe construirse con el tiempo. Pero esperamos que el estado “siempre actual” beneficie a Dell y a nuestros clientes, ya que la TI aprovecha este aumento de la agilidad e incorpora la innovación vanguardista más rápido.
  • Preservar, proteger y mejorar: basándonos en el plan de Microsoft para brindar actualizaciones de Windows 10 dos veces al año, podemos contar con la serie de configuraciones de rama actual para el negocio en cualquier momento, en nuestro entorno actal y futuro. Esto reducirá la clasificación y solución de problemas de TI y también aumentará la seguridad. El modelo de evolución programático de WaaS también significa que Windows se actualizará con nuevas características en forma rápida, de acuerdo con los estándares de la empresa.  Las actualizaciones del sistema operativo se completan en forma más lenta, si son similares a los parches mensuales. Culturalmente, tendremos que adecuarnos a estas instancias programadas en las que nuestros sistemas requieren más tiempo que el tiempo de inactividad normal para completar el proceso de actualización. Sin embargo, nuestras primeras experiencias en el proceso de actualización indican que, junto con nuestros clientes, podemos tener expectativas sobre estas actualizaciones y las nuevas características.

En mi próxima publicación, desarrollaré la forma en que preparamos la organización para llegar a este punto, cómo ajustamos el alcance de nuestro proyecto y cómo planeamos seguir con las próximas fases de implementación.

Si está interesado en obtener más información técnica sobre Windows 10, vea esta publicación en Dell4Enterprise. (En inglés)