Un enfoque de migración triple comprobado para Windows 10 – artículo cuatro de seis

Por: Scott Pittman, director de TI de Dell

Este es la cuarta de una serie de 6 partes en la migración de Dell Windows 10. Haga clic en los enlaces para leer las entradas anteriores:

  1. Por qué es momento de comenzar con la implementación de Windows 10
  2. Active su empresa con Windows 10
  3. Prepárese para la última actualización con Windows 10

 

En las tres primeras publicaciones de esta serie, me referí a la planificación y preparación que realizamos para alcanzar el 100 por ciento de estandarización de Windows 10 en la fase de implementación para fines de 2017. Comenzamos con lo más sencillo, luego pasamos a sencillo, mientras superamos algunos pasos para lograr algo de mayor dificultad.

Nuestro método de implementación de Windows 10 tiene varias caras y nos lleva por tres caminos diferentes hacia la estandarización: nuevas contrataciones y actualizaciones, limpiezas y recargas, y actualizaciones.

Actualizaciones y nuevas contrataciones. Por lejos el método más sencillo de estandarización es la distribución de clientes con Windows 10 a nuevas contrataciones y mediante el ciclo de actualización de Dell. Dell actualiza aproximadamente un tercio de clientes cada año. Esto, junto con los clientes de las nuevas contrataciones, permitió iniciar nuestra implementación rápidamente con la mínima sustentación del equipo.

Limpieza y recargas. Si un miembro del equipo se acerca a uno de nuestros centros de soporte técnico con un problema con un cliente que requiere una limpieza y una recarga de un sistema operativo anterior, y suponiendo que no hay problemas de compatibilidad, Windows 10 es ahora la oferta estándar. Si el cliente no requiere una recarga completa del sistema operativo, pero está preparado para la actualización, los técnicos ofrecen proactivamente la actualización.

Actualizaciones. Como parte de nuestro proceso de planificación tomamos el inventario de la población de nuestro cliente. Aproximadamente 8000 clientes dentro de Dell funcionan con Windows 8.1. La gran mayoría funciona con Windows 7. Al utilizar el administrador de configuración continuamente revisamos y nivelamos los clientes con actualizaciones en segundo plano a fin de prepararlos para la actualización. Este método nos permitirá lograr que un 95 por ciento de nuestros clientes requieran una actualización a Windows 10 sin intervención del técnico. La actualización ha quedado disponible para los equipos in situ con la lista de sistemas idóneos para la actualización en el lugar.

Los clientes que funcionan con Windows 8.1 tienen el camino de migración a Windows 10 más claro. Estamos despejando los obstáculos para la compatibilidad final a fin de que comience la actualización masiva de estos 8000 clientes a comienzos de febrero de 2017. Luego pasaremos a una migración más grande de la restante población de Windows 7.

Microsoft confirmó que nuestro proceso de actualización sigue las mejores prácticas, un gran logro para el equipo. Hasta el momento los contratiempos han sido escasos, más operacionales por naturaleza que técnicos y nuestro proceso para lograr nuestra meta permanece estable. En la próxima publicación, profundizaremos en nuestro trabajo de actualización, los contratiempos con los cuales nos hemos encontrado en el camino.

Para obtener más información sobre cómo comenzar la migración, visite Consulta de migración de sistema operativo de Dell para Windows 10